miércoles, 30 de noviembre de 2016

Reforma educativa.

¿Cómo es que siempre había asignaturas de historia, matemáticas, lenguaje y sabe dios qué otras cursos, pero en cambio jamás se nos enseño acerca de la muerte? ¿Cómo es que no había ejercicios, ni libros de texto, ni exámenes finales sobre la única asignatura realmente importante? Espero que el ministro Saavedra tome en cuenta mi recomendación.


domingo, 20 de marzo de 2016

Domingo.

Hace unos días en lo más profundo de la noche, en el sueño, una voz dice de pronto sin palabras: “algo me ha sucedido”. Me despierto dentro del sueño, trato de dormir otra vez y no sé si es algo bueno o una catástrofe va a venir. "Algo me ha sucedido" digo una y otra vez, entonces pienso tal vez esté muerto y me he despertado al otro lado de la calle (la muerte). Al abrir los ojos  tengo miedo y mucha preocupación por tratar de aprovechar cada momento de mi vida y hacer las cosas bien, pero luego me acuerdo que estoy en lima, hace un calor insoportable, tráfico de mierda, contaminación e intolerancia.


Hoy es domingo y realmente me gusta, porque siempre salgo a montar bicicleta a respirar el aire húmedo de verano y disfrutar de los encantos que da la noche, nada perturba la huida rectilínea de la avenida primavera hacia Miraflores. Son las nueve de la noche, las calles están desiertas, todavía algunas luces de autos. Manejo, disfruto, me muevo y miro. Estoy aquí y siento que la calle es mía y que estoy aprovecho este momento. 

domingo, 7 de febrero de 2016

El Perú que yo creo que es.



El Perú ha crecido en materia de crecimiento y empleo. Su estrategia de desarrollo ha sido básicamente aprovechar el enorme beneficio de precios internacionales de los minerales. Al mismo tiempo, sin embargo, el delito, la inseguridad y la desigualdad también han aumentado dramáticamente.


A pesar de los avances en empleo y distribución del ingreso en la clase media, el modelo de crecimiento económico ha fracasado rotundamente en términos de inclusión social, pues hay poblaciones enteras que se encuentran  fuera del sistema. ¿La razón? Falta de recursos, instituciones débiles, pésima organización del estado y modelo económico, que prioriza el sector extractivo que el capital humano. 


En condiciones de crecimiento, en los últimos años la conflictividad social ha ido en aumento, porque cuanto más se expande la economía, mayores son las expectativas de la población. Según la Defensoría del Pueblo, en el año 2015 se ha registrado 211 conflictos sociales: 143 activos y 68 latentes. Si los problemas sociales permanecen insatisfechos, la frustración social aumentará inevitablemente. Es por tal razón que las opciones radicales o anti sistema tienen mayor auge en las poblaciones marginales.


En otras palabras, en el Perú el producto per cápita podrá crecer, se pueden firmar TLCS con varios países, y aun la educación superior de pésima calidad puede masificarse. Pero son el color de la piel, el origen social, la universidad de estudio y el apellido, lo que continúa definiendo el lugar que uno ocupa en la estructura social. De ahí en los anuncios de empleos se puede observar “buena presencia” y provenir de las universidades “top” de Lima.


Este cóctel es particularmente explosivo entre los jóvenes, especialmente en los conos sur y norte y también en el Callao, donde ha ido en aumento la violencia juvenil en pandillas y el abuso de drogas y alcohol. El crimen violento ha sido cosa de varones de entre 15 y 30 años de edad, esto se debe principalmente a la frustración social y la marginalidad que están a la vuelta de la esquina. La violencia y el delito le siguen.


A pesar de sus raíces profundas y antiguas, no obstante es el estado, es decir su ausencia, es quien generaliza el delito, pues en vez de prevenir y fomentar ciudadanía, castiga al que no tiene oportunidad por medio de una forma de control obsoleta y violenta. 


Finalmente, el éxito del Perú ha sido muy beneficioso para los que se encuentran en la parte de arriba de la pirámide, en cambio la periferia no hay presencia estatal, son actores privados quienes administran justicia, cobran impuestos y monopolizan el uso de la fuerza. Narcos, cobradores de cupos de construcción civil, pandillas, traficantes de terrenos y contrabandistas, compiten con el estado por el control territorial, que por cierto, muchas veces lo hacen con éxito.

jueves, 7 de enero de 2016

Estrella distante.



Había ido a una fiesta para quedarme solo, traté de entablar conversación, pero mi espíritu de rechazo hizo que renegara de mi equivocación. Pensé en no ir con ropa de moda, así que fui todo de negro. Un tipo se me acerco y me dijo: “¿acaso vienes de un velorio?”, No tenía respuesta, lo quede mirando, me puse nervioso y sonreí. Para mi buena suerte él se fue.

La verdad es que fui con ropa negra para verme más esbelto y tener mejor imagen.

Seguía de pie en un rincón, bebiendo cerveza espumosa en un vaso de plástico que tanto contamina al planeta. Seguía sintiendo tan inadaptado como siempre en las fiestas llenas de gente que tenían montones de amigos. 

Todos ellos en plena faena de conversación, en cambio yo me sentía solo, era una estrella distante en el medio de la noche oscura. 


miércoles, 30 de diciembre de 2015

Política en el Perú.

En algunos sectores de nuestra sociedad, la impunidad es ahora tan omnipresente y se la considera inevitable: roba, pero hace obra o si o sí, le tienes que dar una coima a un policía. En nuestro mundo de impunidad, las acusaciones de corrupción que rodean a todos los actores políticos del perú durante descenios, nunca acabaron con detenciones de los responsables, más bien varias de las principales cabezas siguen siendo reelegidos. Por ejemplo, garcía, castañeda y ahora vamos a elegir a la hija del principal delincuente del perú: fujimori.

La capacidad de quienes ejercen un gran poder público y privado para violar la ley y las normas éticas a fin de lucrarse es una de las más flagrantes manifestaciones de desigualdad. Los pobres reciben sentencias a cadena perpetua, varios de ellos están presos sin tener juicio justo, mientras que alan garcía con una medida cautelar se baja toda la investigación realizada por la mega comisión o simplemente castañeda sale del juicio sin ser acusado.

Finalmente, los mayores ladrones actuales del siglo 21, se están robando los bienes modernos: saquean los presupuestos estatales, degradan el medio ambiente natural y se aprovechan de la confianza pública. Desde que tengo uso de razón,   podemos encontrar algunos actores familiares: cuentas bancarias secretas en cualquier paraíso fiscal del mundo, empresas ficticias, asociación con narcos, en fin: todos los accesorios financieros concebidos  para proteger sus ganancias.....y no se olviden de las MEDIDAS CAUTELARES DEL PODER JUDICIAL.

No a la libertad de expresión en las redes sociales.

Yo siempre estaré a favor de la tecnología bien utilizada, pero me doy cuenta de la cantidad de gente impresentable que se mueve por las redes sociales. Y lo curioso es que van como Pedro por su casa diciendo sandeces solo para hacerse los importantes. Podría mencionar muchos casos, pero no quiero amargarme. Finalmente,  estos impresentables tendrían que poner más control, como una especie de filto, y echarlos inmediatamente, pero por desgracia, hasta que no se consiga un control más eficaz en las redes, estos engendros seguirán campando a sus anchas.

Pauline Murray and The Invisible Girls

Después de dejar de lado Penetration, Pauline Murray junto con su esposo Robert, se unen a The Invisible Girls en un proyecto de estudio con un estilo musical diferente.

Pauline Murray and The Invisible Girls es un disco que he descubierto este año y realmente creo que el albún tiene mucho valor, pues la propuesta de voz y sonido realizada por Martin Hannett es brillante. Recomiendo todo el albun, pero mis canciones favoritas son Dream Sequence y Time Slipping.