miércoles, 30 de diciembre de 2015

No a la libertad de expresión en las redes sociales.

Yo siempre estaré a favor de la tecnología bien utilizada, pero me doy cuenta de la cantidad de gente impresentable que se mueve por las redes sociales. Y lo curioso es que van como Pedro por su casa diciendo sandeces solo para hacerse los importantes. Podría mencionar muchos casos, pero no quiero amargarme. Finalmente,  estos impresentables tendrían que poner más control, como una especie de filto, y echarlos inmediatamente, pero por desgracia, hasta que no se consiga un control más eficaz en las redes, estos engendros seguirán campando a sus anchas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada