sábado, 28 de abril de 2012

Záncudos

No sé desde cuando no escribo,  debe ser un tiempo muy lejano, en pocas palabras, lo que tengo que decir es que estoy siendo violado por demasiados záncudos en estos momentos.

Me pregunto, qué sabor tendrá mi sangre, si sumamos la copa de pisco que tome ayer, las dos cervezas brahma (ajj que asco), los dos vasos de ron, el lomo saltado que comí en la hora del amuerzo (no tome desayuno), el cigarro que fume en la tarde y el vasaso de agua de maricuya

Considero que debe ser un poco difícil conocer su opinión de estos bichos porque su comportamiento hostil hace que les tenga un poco de odio, así que si los encuentro cara a cara los aplasto con mis dos manos, no es que me guste hacerlo, pero tengo que hacerlo.

Les comento que mis dos piernas son víctima de sus acciones, creo que hay más de 5 picaduras, de las cuales, 4 me generan picasón demasiado jodido, tanto así que ya empieza a darme ansiedad, no sé, tengo ganas de salir a caminar y olvidar un poco lo jodido que son estos bichos.

Realmente no sé qué hacen acá, no pueden picar a otro lado? hay demasiados lugares para que vayán,  jodan y sean felices.....ahhhhhhh que fastidio.  

Mientras que escribo estás palabras, la ansiedad se apodera de mi cuerpo, me tiemblan las manos, me joden demasiado las piernas, mi pica todo, creo que voy a empezar a matarlos o simplemente prender ese aparato que los espanta, a pesar de mi disgusto porque considero que daña mucho al medio ambiente.

Estoy irritado, iré a caminar.

Mueran

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada