viernes, 30 de noviembre de 2012

Separation de Edvard Munch

Este cuadro representala personificación del amor perdido, del dolor de no estar otra vez con la persona que uno más quiere y que era un verdadero complemento.

Una chica rubia que se encuentra en un camino, y según lo que puedo apreciar, no se siente afectada, camina muy bien liberada, pues el viento mueve su cabello, se respira ese ambiente de relajo y de que todo va a ir muy bien pronto.

En cambio, su ¿ex compañero? parece que no la tendrá fácil en su intento de sobrevivir a la separación del amor, pues la pérdida hace que sea vea muy triste con un rostro pálido, sombrío en sus expresiones y sólo le queda poner la mano en su corazón mientras su mirada es pérdida.

La vida es una cadena de nuestros intentos por sobrevivir a la separación de la persona que uno quiere, algunas veces lo superamos, otras nos cuesta una eternidad, y durante ese proceso, nos sentimos como el pobre sujeto que sale en el cuadro.

Lo que me gusta la pintura de Munch es que los personajes de la pintura participan junto con el ambiente externo e interno (naturaleza y la conciencia humana) dando una composición muy buena. Además, nos da entender que puede existir mundos donde no hay esperanzas y futuros, sino fijemos el hombre que se está afectado por la "separación" y se siente como si fuera un fantasma. Asimismo, la deshumanización junto con la difícil situación emocional nos hace preguntar: ¿Se puede vivir separado del ser más amado?

    


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada