lunes, 6 de septiembre de 2010

Filósofo de la gaska

Acontinuación coloco un texto que había escrito un día después de beber alcohol. Pienso muchas veces como sufro cuando tengo resaca. Felizmente, para bien de mi cuerpo, esa mala vida ya la deje "sólo un poco". 

Puta mare el fin de semana me metí una bombasa demasiada jodida. Ya son varios los viernes y sábados que me embriago jodidamente, y para variar, siempre me da una resaka infernal.

Este fin, en la casa de un pata, me tome ron y pisco, lamentablemente mi accionar con el alcohol es malísimo porque soy pollaso pues carajo.

Después que los cabrasos se fueran, decidí chupar más, a pesar que ya estaba medio picado. Pasarón las horas y ya estaba deciendo que eres mi pata, cómo me gustaría bañarme un día contigo, vamos a comer mañana al chifa o pon la canción de Live - All over you. Mi amigo al ver mi mal estado, me voto porque ya no me aguantaba.

Puta en mi regreso meaba caminando por las calles del tren eléctrico y agarré un taxi que me cobro 5 lucas a mi casa. Me quede dormido dentro del vehículo, el taxista felizmente no era un violador de elefantes y entre a mi jato con las justas, tenía miedo de sacarme 90 veces la mierda.

Todo iba bien hasta que mi mamá estaba despierta, no es la primera vez que me ve ebriaso y me dice qué paso pachin? yo le dije quién eres?

Mefistófeles no me llevó a la tumba después de eso. El día siguiente no paraba de vomitar y empezó a gritarme y a cuestionar mis "amistades" alcoholicas, pero de lejos no será la última que me vea en ese estado, mis aventuras alcoholisticas seguirán siendo parte de la vida.

Saludos y mueran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada